Blog

Y me estrecha a pocos tu noche clara / Hasta me envuelve loco a ratos / con el coraje de tus ojos sombríos, /el sinfín de tus dedos. / ¿Maltraer tu causa? / El bonito cielo se mustia  al clavarte un clavel de la mirada / A base de pétalos certeros, / de contornos tan sensibles, / como aguzados. / Que adulan / y hieren. / Y que se gastan solo con  mirarte. / De tanto pincharte el alma. / Y de seguirte bajo el brillo de un címbalo insomne / hasta la muralla del lamento. /O ves a saber adónde / Escena opaca, nocturna, / incluso andarina que transpira con la prisa del tiempo. / Que me marca. / Tu mirada, / y mi sombra.

01 Jun 2020

FA TEMPS

No sé què em passa però no vull anar a viure en lloc. Més aviat cap lloc m’atrau, almenys de Barcelona; i de la resta no estic segur perquè un sempre pensa amb solitud i el color ocre  de la tardor que commou; el fred i la poca llum de l’hivern. Això sí, fins que arriba esplendorosa la nouvinguda primavera.

I em confesso que pot ser és millor voltar, i estar present al món sense aturar-se en lloc. Sense cap lloc fix vull dir. Un desastre? Pot ser, no deixa de ser una hipòtesi plausible, tot i que també cap fet a mida el contrari.

22 May 2020

UNA TARDE

Cae la tarde y detrás lo hago yo, Sombra. A esta hora (18:30) miro con ambigüedad al oeste puro mientras tú reposas a mi lado. Noto que el sol está sobradamente alto sobre el horizonte que marca  Mola Porquera, así que intuyo que hay luz para rato.

La brisa de cada tarde nos visita. Ahora, fuera de la casa y sentados al sol, refresca con timidez  cuerpo y penumbra expuestos a los rayos de luz. Ambos permanecemos sentados en una silla mientras elucubramos el texto que será. Así, en esta posición,  leo como la sombra de tu mano escribe sobre una hoja del cuaderno valiéndose del trazo de la mía y de un mismo bolígrafo.

[Un monólogo con Sombra (la consciencia). Escena ficticia como terapia para mitigar los efectos del aislamiento]

»Ojalá supiera tocar el piano o tuviera interés en mejorar lo que sé de guitarra. Para sentarme a componer una canción y poner música a las palabras. Para perfeccionar el sentimiento y ver hasta donde llegábamos con él, vaya. Eso es lo que siempre he soñado desde niño, Sombra. Y consecuentemente, y si me apuras hasta por negligencia del menda, se ha quedado en eso, en un sueño. Pero si bien es verdad que he sido capaz de transmitir un poco de color a los grises, en definitiva belleza, 

Mientras estoy confinado en el apartamento durante estos días  me esfuerzo en pensar que su volumen es  todo cuanto tengo, incluso que formo parte de su espacio, hasta que es mi abrigo y qué se yo más;  entonces, comprendo rápidamente eso y que la misión de estar aislado es también proteger a los demás resguardándome yo.

Pero la dificultad estriba en que el tiempo no parece tener la misma dimensión cuando uno está recluido por mandato que por voluntad expresa, como lo hago a veces. Aclaro: la víspera se asemejan al día siguiente, por lo que es del todo prudente que procure  dotar de cierto ritmo a los días.

Al estar aislado necesito tener y crear un espacio. Cuanto mayor sea mejor. Y lo 

De jóvenes, Sombra y yo  nos olvidábamos hasta de la hora mientras correteábamos sin cesar de la playa al mar en una carrera loca. Una y otra vez. Corríamos y corríamos a ninguna parte, no había a donde ir, o mejor, ya habíamos llegado. Y mientras tanto las gaviotas con sus gritos rápidos y el vuelo vigilante nos alertaban de su presencia porqué quizá  intuían barrida su intimidad por causa de nuestra danza desnuda; y entonces se valían de un vuelo cada vez más bajo si detectaban sustento fácil o, quizá, era eso que repartían para replicar su enojo.

El cielo solía estar repleto del bochorno de la mañana y en consecuencia la atmósfera 

17 Mar 2020

CONFINAMIENTO

Hoy no me sentaré a escribir más sobre nuestro día a día, Sombra. Me refiero a éste diario. Este oficio se me antoja ya cansino. Tampoco sobre la plaga. En cierto modo no quiero ponerme más trascendental y como consecuencia preocuparte. Porque razones hay, y si no vendrán volando. Mejor me volcaré en la novela que tengo entre manos, la que tengo por acabar. La que este encierro me concederá tiempo para imaginar. Y simplemente haré eso que aunque no es distinto a escribir, sí que lo es de otra manera.

Y así es como todo sucede en la ciudad ahora, entre un silencio que se me hace 

14 Mar 2020

PANDEMIA

Si pudiera elegir no quisiera esto, lo que acontece, si acaso un mundo mejor para vosotros. Una existencia más limpia,  justa, humana, amable, solidaria...en definitiva: para ti digna, porque así es tu coraje.

Pero no tengo opción. A lo mejor redención,  y aún me genera  dudas llegar a ser merecedor de  esa liberación a estas alturas. Entonces  qué es lo que me alienta a proseguir el camino?  Simplemente dar valor a  como sois: respetuosos, amables, solidarios, afables, bondadosos, responsables, entrañables...En definitiva: buena gente. Cualidades que  me harán  sobrellevar  mejor el tiempo que esté confinado  en casa. Y lo haré  echando mano de esa dignidad, ese ejemplo, que os hace tan  diferentes y humanos y que, además, me pasma y alecciona.

La bondad  que derrochas habla por ti muy a pesar de que estes callada; y contribuye a  

25 Feb 2020

NADA ES PERFECTO

Nada es perfecto, ni se acerca a la excelencia. En todo caso  la búsqueda es el vehículo  que nos aproxima  a ella.  Por lo tanto hay que indagar de manera habitual.

A estas alturas no me cabe la menor duda de que esta labor tan metódica y sutil, en su médula, se forma parte de la excelencia. Es decir: la búsqueda y mejora constante.

Aunque en mi opinión ello se complementa  si poseo el acierto y la virtud de  intuir  lo que es importante, para, a tiempo, tener la habilidad y la maestría de aislarlo de lo que es urgente. Y eso sin dejarme arrastrar por las emociones intrínsecas de lo fundamental y lo apremiante. Y, además, todo ello, admitiendo que pertenezco  a un contexto imperfecto que muta de manera constante: la vida. Esto me cuesta aceptar porque es un medio inestable. Y simplemente porque me conduce a considerar  la idea de que ya no soy el mismo de antes a pesar de que me llamo igual o respondo al mismo nombre; con los riesgos que conlleva pensar así. Aunque confesaré que no tantos como hace décadas, es decir: como cuando de joven daba todo por eterno y vencido, incluida  mi personalidad.

Dejo caer el mundo lento a mis pies. A la vez que un viento remolón eleva columnas de polvo hacia el azul. Hace un buen día a pesar de la prisa del aire, un matiz que a veces me irrita. Pero hoy no me aprieta los machos, más bien ventila mi paso. Y entre hordas de brisa soliviantadas, y a pesar del barullo que esparcen durante su ajetreo, presto atención a la calidez del pensamiento oculto en los confines del universo.

 

Página 8 de 21
bottom-logo.png
Me gusta deslizarme entre la música; caricaturizar las sombras y reírme de ellas. Dejar el globo de mi imaginación remontar el cielo
© 2024. Todos los derechos reservados.