Image

Últimas entradas

  • SENESCENCIA FOLIAR
    SENESCENCIA FOLIAR

     

    A veces las horas se hacen tan largas como transitar  según qué  calles de la ciudad.  Otras son efímeras como la vida misma, mayormente cuando coincide que estoy en lo mío o vuelvo la vista hacia atrás. 

    Y es que como reza una mezcla de varias referencias del Libro de Job del Antiguo Testamento: “Tempus fugit, sicut nubes, quasi naves, velut umbra” (El tiempo se escapa como una nube, como las naves, como una sombra). El poeta Virgilio más breve  asegura también: “Tempus fugit” (El tiempo se escapa).

    Y de repente, mientras ando, casi al pisar el cruce de la avenida Diagonal con el paseo de Gracia, surge de la acera un platanero  de corteza casi albina y desnudo consecuencia  del invierno, de la senesciencia  foliar  (muerte de las hojas),  y la complicidad del soplo del otoño. 

    Entonces me indago: ¿cuántos de nosotros habremos pasado  bajo su   sombra estacional y a que ritmo sucede el tiempo para él?  Me  imagino que cantidades ingentes y aventuro a decir que con otro ritmo.

    Pero reconocer su capacidad para transformar el paisaje urbano al cambiar el color del  decorado:  de ocres a cielo (azul, gris, blanco) y de este a verde. Y otra no menor:   regular  la exposición del sol según la estación del año. Es decir, dejar  paso a los rayos durante el invierno y eclipsarlos con las hojas para formar oasis de sombras cuando la canícula  pone en aprietos. Y es que nada es lo que parece ser. 

    Horacio tenía razón: Si tempus fugit, carpe diem (si el tiempo vuela, aprovechemos el momento).

    Nada, que hay que vivir la vida como un conjunto de momentos presentes, de pequeños  pasos; y con ecuanimidad.

    Escrito el 15 Feb 2024
  • EN TERMES GENERALS
    EN TERMES GENERALS

    En termes  generals sentim curiositat  per  conèixer  la vida dels  que titllem d’ il·lustres, importants, mediàtics o diferents. I no perquè ho siguin, sinó perquè ens obstinem en veure’ls així, diferents, i creiem que ser-hi a prop d’aquets ens posiciona socialment i/o ens otorga seguretat. És més, ens afalaga poguer dir que som amics, propers, o coneguts “d’algú” d’aquets “il·lustres”. És la servitud que té viatjar amb bitllet de tercera com el que emprem  la gran majoria que, per un altre banda, tot i ser més nombrosa, paradoxalment ningú en parla; perquè si no m’erro, a quasi ningú d’ells  l’importem, i precisament  per la condició d’ésser  uns desconeguts. Llavors valoro que pot haver hi ha certa dosi de cinisme en tot plegat i no em deixa de sorprendre el  doble raser que empren aquells que deurien de ser un referent  o per qui ostenta qualsevol tipus de poder: polític, mediàtic, econòmic…, quan parlen de tendències, drets i obligacions. Però ja sabem que la perspectiva regala visions diferents  sobre un mateix fet o realitat. Una cosa és jugar el partit a la pista, i un altre ben diferent mirar-s’ho des de la grada. Clar que també els hi queda  la possibilitat de distorsionar-la (la realitat, el fet) per fer- la més plausible. Arribats aquí em pregunto on és la moral.

     

    Escrito el 02 Feb 2024
bottom-logo.png
Me gusta deslizarme entre la música; caricaturizar las sombras y reírme de ellas. Dejar el globo de mi imaginación remontar el cielo
© 2024. Todos los derechos reservados.